¿Cómo reiniciar o acelerar, según el caso, los motores de la economía y el empleo?

¿Cuáles son los tiempos, las restricciones y las oportunidades a tener en cuenta en ese proceso?

A estas preguntas se invitó responder a un destacado panel de dirigentes de empresa: Pablo Bocchi (Berkes), Mario Garbarino (Garbarino & Lombardo), Gabriela Olaizola (Grupo Bimbo), Javier de San Martín (Liga de fomento de Punta del Este).

El panel fue precedido por la presentación de un trabajo especialmente preparado por académicos de la Universidad Católica del Uruguay realizado por Micaela Camacho, directora del Departamento de competitividad; y Roberto Horta, director del Departamento de Administración y Finanzas.

En la apertura, el presidente de la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa, Ing. Guillermo Garrone, encuadró el evento en la carta abierta de la asociación por el empleo, donde se hizo hincapié en que "será necesario el esfuerzo de todos. En esa carta decíamos que el Gobierno deberá aplicar medidas diferenciadas y ajustadas en función de la realidad de cada rama de actividad y de acuerdo a los puestos de trabajo que puedan mantenerse o crearse; en que los empresarios, trabajadores que aportamos capital para la generación de oportunidades, tendremos que saber posponer la rentabilidad, si es necesario, para salvar empleos. Y en que los colaboradores, además de velar por su salario y las fuentes laborales, tienen que atender la rentabilidad y sustentabilidad de la empresa".

El núcleo de la presentación de Camacho y Horta permitió distinguir los sectores de actividad empresarial según empleo (diámetro de cada esfera), su contribución al valor agregado bruto (eje horizontal) y su impacto en el seguro de desempleo (eje vertical), como se muestra en la figura a continuación: 


Los sectores que están dentro de los recuadros verde y rojo, son aquellos que tienen mayor contribución al valor agregado bruto y a la vez un incremento mayor en personal en seguro de paro a raíz de la crisis desatada por el coronavirus: restaurantes, comercio, inmobiliarias, servicios de salud, servicios financieros, enseñanza y actividades empresariales y de alquiler.

Otro punto a resaltar fue la caída sin precedentes del índice de confianza del consumidor que lleva adelante la UCU, como muestra la siguiente gráfica: 



Allí se puede apreciar que si bien hubo una caída de la confianza por la crisis del covid y el aumento del dólar, la mejora podría estar relacionada con la confianza de los encuestados depositada en las diversas políticas de gobierno relacionadas a tópicos económicos a futuro, según señaló Camacho.

Tras esta presentación, los dirigentes empresariales realizaron sus apreciaciones.

El Ing. Bocchi, presidente de la empresa metalúrgica-constructora Berkes, tras hacer un análisis de la incidencia en de la construcción y la industria en el empleo señaló las vías para "acelerar los motores": a nivel de infraestructura, donde dijo que lo mejor sería que el Estado pasara de ser propietario a usuario de la misma, lo que generaría beneficios en aceleración de procesos, etc.; en materia de vivienda donde de un déficit de 50 mil, construir la mitad a bajo costo para sectores carenciados, con apoyo del Estado tendría un impacto muy significativo en el empleo; y de la promoción de la inversión privada fortaleciendo herramientas ya existentes y buscando nuevas para contrarrestar la desaceleración del sector.

Para la industria, recomendó mejorar costos en materia de seguridad social, energía y aranceles de importación y atender, en relación a los países vecinos, situaciones de asimetría en costos internos.

El Cr. Garbarino, presidente de varias empresas hoteleras y de shoppings, hizo hincapié en la situación del turismo que tiene que atravesar una etapa de supervivencia hasta la reactivación, y su importancia en el PBI y en el empleo donde ocupaba uno de cada diez trabajadores. Para Garbarino, la actual etapa de supervivencia pasa por la gestión de costos, aplicación de medidas sanitarias, captación del mercado nacional, gestión de las ayudas del Estado y la flexibilización de los sindicatos, en tanto que en relación a la reactivación dijo que "la foto es que todavía no hay foto" ya que no se visualiza una salida.

Gabriela Olaizola, gerente general de Bimbo, por su parte, afirmó que para su empresa el saldo de la crisis ha sido razonable ya que el core del negocio, el pan, estuvo en plena actividad, el de las galletas tuvo una baja en tanto que el del chocolate se erosionó. Este saldo fue posible por la reacción inmediata de la empresa y al buen entendimiento con los trabajadores. El aprendizaje, para Olaizola, es tratar de entender los cambios y actuar con agilidad. Debido a que habrá mayores consecuencias económicas, financieras y sociales, se necesitarán nuevas estrategias para revivir el consumo y la economía. Olaizola puso énfasis en la necesidad de exportar para aprovechar la capacidad ociosa y contrarrestar la contracción del mercado interno.

El Dr. Javier de San Martín, profundizó en el sector turismo que significa 115 mil puestos de trabajo directo, un 40% de estos en restaurantes. Para el reinicio y recuperación, además de la apertura de fronteras, es fundamental la diferencia de cambio, bajar el costo país, cambios en la regulación laboral, abatir costos indirectos y extender los préstamos blandos y accesibles. San Martín hizo un repaso de cada subsector (hotelero, inmobiliario, gastronómico y otros), refiriendo la gran incertidumbre que reina para responder las preguntas planteadas.


Descargar audio


Todas las presentaciones están disponibles aquí

  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • YouTube - White Circle
  • LinkedIn - White Circle

CONTACTO

Imperium Building. 25 de Mayo 713

CP 11000 Montevideo, Uruguay

Tel: (598) 29019780

www.acde.org.uy | acde@acde.org.uy 

DESARROLLADO POR

imago anelo - blanco.png