Vacunación contra el Covid como requisito para trabajar:

Lo que dice la ley, los expertos y el Ministerio de Trabajo

Mesa redonda con la presencia del ministro Pablo Mieres, el infectólogo Álvaro Galiana y el laboralista Nelson Larrañaga


Cientos de participantes de diversos ámbitos asistieron hoy miércoles 24 a la mañana a la charla virtual “Desafío empresario ante el Covid-19 y el próximo proceso de vacunación”, organizada por la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE), en la que un panel de primera línea respondió algunas de las interrogantes clave respecto de lo que se puede exigir y lo que no, a nivel de las empresas, sobre la gestión de las personas vacunadas y no vacunadas.

La introducción del Presidente de ACDE, Guillermo Garrone, quien agradeció la participación de organismos multilaterales y presidentes de cámaras empresariales entre los asistentes, fue clara: “Las reglas de juego cambiaron. Hoy el escenario es confuso y nosotros necesitamos saber. Queremos aprender y entendemos que las vacunas son la luz al final del túnel, en definitiva, una buena noticia para las personas y las empresas”, expresó.

Galiana prefiere Sinovac y tiene “dudas legales”

El Dr. Galiana comenzó su exposición haciendo un breve resumen de qué es la enfermedad, cómo se contagia y qué son, en general, las vacunas.

“Lo que está claro es que el distanciamiento físico, el uso de mascarillas y la cuarentena en caso de los contagiados son las únicas medidas que nos llevan a un escenario de control. Las vacunas no van a sustituir eso, pero son la alternativa que tenemos para reducir las muertes, disminuir la cantidad de personas que se van a contagiar y mitigar el efecto socioeconómico de esta catástrofe mundial que estamos viviendo”, dijo el infectólogo.

Entre sus argumentos a favor de la vacunación, Galiana recordó que “la polio desapareció gracias a las vacunas”, y que él, de niño, jugaba a la pelota con un niño que tenía “fierritos en las piernas por culpa de la Polio”. “Hoy en día la gente ya no sabe que esa enfermedad existía. A eso apuntamos ahora con la vacunación”, soltó.

Con gran franqueza, Galiana agregó: “No tenemos todas las cosas claras”; luego, dedicó unos minutos a hablar de “los problemas” de las vacunas.

“¿Las vacunas sirven para el que tiene síntomas y no para el asintomático? La realidad es que no sabemos si el vacunado no va a ser transmisor de la enfermedad”, dijo. Además agregó que en un escenario normal, las fases III y IV de desarrollo de una vacuna se alcanzan a los cuatro o cinco años, ya que los avances son “en secuencia”. En este caso, las vacunas se desarrollaron en tiempo récord y con avances superpuestos. “Pero tengan claro que hubo muchas, decenas, de iniciativas de vacunas. Solamente 21 llegaron a Fase III y solamente tres fueron aprobadas.

Galiana también dijo que “si en la salud alguien no se va a vacunar es un doble problema”. Y explicó: “Yo no puedo permitir acá en el Pereira Rossell, que soy el director, que un funcionario pueda generarle daño a un paciente. Cuando voy al CTI neonatal no puedo permitir que una enfermera de 22 años no tenga la vacuna de la varicela, tengo que exigirle la vacuna. Sé que no le puedo sacar la tarjeta roja, pero la tengo que sacar de ese lugar. La realidad es que en el caso de la salud, la obligatoriedad, o no, me genera dudas legalmente”, afirmó sin vacilar.

Consultado sobre su preferencia por una u otra vacuna, dijo que le daría “mas tranquilidad” la de Sinovac. “Voy a quedar más tranquilo si le doy Sinovac a una embarazada que no sabe que está embarazada, por ejemplo, que si le doy la de Pfizer. Pero no por los efectos, sino porque tiene más tiempo de ensayo”, concluyó.

Vacunas, días libres, lo que permite y no permite la ley, y el rol de los sindicatos

El experto laboralista Nelson Larrañaga realizó un exhaustivo repaso de las normas y leyes que se relacionan con la salud y con la vacunación. Desde la Constitución en sí misma, que “establece que el Estado es el rector de la salud colectiva”, hasta la ley que en 1982 reguló la obligatoriedad de algunas vacunas.

Larrañaga fue claro al explicar que la inexistencia de legislación que obligue a vacunar impide, al mismo tiempo, a que alguien lo exija como un requisito. Por eso se planteó algunas preguntas que intentó responder desde lo legal.

¿Puede el empleador obligar al empleado a vacunarse? “No, no puede salvo que una ley lo establezca de forma general, o para ciertos colectivos de riesgo de su plantilla”, explicó el laboralista.

“Lo que sí puede hacer el empleador, con la colaboración de la bipartita y del sindicato, es difundir las bondades de la vacunación”, explicó, fomentando constantemente la participación de la propia fuerza de trabajadores para generar el “efecto cascada”.

Además agregó que la empresa podría estimular a la vacunación otorgando un día libre por dosis. “Ya hay antecedentes con la mamografía, el PAP o el examen de próstata”, explicó.

¿Puedo trasladar al que no se quiere vacunar? “No está claro y hay que analizarlo caso a caso”, respondió Larrañaga. “Como dijo el Dr. Galiana, los vacunados también pueden transmitir la enfermedad, por lo que el riesgo existe y la inmunidad no está asegurada. Si el empleador quiere trasladar a un empleado tiene que tener razones objetivas y fundadas”, agregó.

¿Se puede disponer que un empleado continúe en régimen de teletrabajo si no se vacuna? “También hay que verlo caso a caso. No se puede establecer de forma general. Si hay motivos fundados podrían tomarse decisiones respecto del teletrabajo pero será clave el avance del proyecto de ley sobre el tema en los próximos meses”, respondió el abogado.

¿La empresa puede sancionar o despedir a un trabajador si no se vacuna? “Mientras la vacuna no sea obligatoria, no puede sancionarlo ni despedirlo. Si aparece una ley que la hace obligatoria, entonces estaría jurídicamente habilitado a sancionarlo o despedirlo”, explicó.

¿Puede el empleador establecer como requisito de empleo que el aspirante esté vacunado? Esta pregunta fue respondida por el propio Ministro Mieres, quién afirmó que “si no hay obligatoriedad podría configurar una situación de discriminación laboral”. “Hay que tener mucho cuidado al respecto”, dijo el titular de Trabajo.

“En lo laboral hay una palabra clave que es la cooperación. Todos tienen que cooperar en la prevención de salud. Estamos todos interesados en liberarnos, es una causa colectiva y en esto tienen un rol clave los sindicatos y las organizaciones de trabajadores”, concluyó Larrañaga.

Ministerio estudia obligatoriedad por sector y si corresponde seguro de salud para quien se contagie de Covid y no haya querido vacunarse

El secretario de estado Pablo Mieres agradeció la organización “muy oportuna” del panel de ACDE y afirmó que no era tan importante ser el primero en recibir vacunas, sino que la clave está “en la continuidad del suministro y el ritmo de vacunación”.

En esa línea, el ministro adelantó que “vamos a empezar el lunes y tengo una enorme confianza en que en un par de meses vamos a tener un muy buen nivel de cobertura. Incluso mayor que el de muchos países que empezaron a vacunar antes que nosotros”.

El titular de Trabajo y Seguridad social también confirmó que, a pesar de haber recibido decenas de solicitudes, “el orden y las prioridades del plan de vacunación fueron establecidas científicamente y son esas las que se van a cumplir”. “En el pasado Consejo de Ministros establecimos que no se van a modificar los criterios establecidos”, expresó de forma clara.

Para el ministro, “la vacunación en el trabajo está en debate en todo el mundo pero no hay una conclusión”. Sin embargo, afirmó que “si hubiera una necesidad de generar la obligatoriedad, el primer sector sería el personal de la salud”.

Respecto de la discusión de la obligatoriedad o no, afirmó: “hasta que Uruguay tenga tantas vacunas como para poder decir que no se vacuna el que no quiere, no tiene sentido el debate de la obligatoriedad”.

La participación de Mieres tuvo otros tres elementos altamente valorados por los asistentes. Por un lado, explicó que en la secretaría de estado se están estudiando algunos casos puntuales, como por ejemplo que tiene derecho al subsidio por enfermedad una persona que no se quiso vacunar y después se contagia con coronavirus. “Lo estamos estudiando”, afirmó el Ministro.

Además, agregó que es posible que algunas empresas del exterior a las que Uruguay exporta exijan como requisito que los empleados de las empresas a las que le van a comprar (carne, por ejemplo), estén vacunados. “Eso nos va a plantear otros desafíos y veremos cómo actuaremos”, explicó Mieres.

Finalmente comentó que sería interesante que en las próximas rondas de consejo de salarios se incluyeran “cláusulas de salud en los convenios colectivos”, en las que se podría buscar la manera de “promover y fomentar la vacunación”.