Revolución Tecnológica

Esta mañana se realizó el panel organizado por la asociación en el que participaron Guillermo Jacobi, CTO de Zonamerica, Inés Jakubovski, directora de Holberton Uruguay, Álvaro Vázquez, co-fundador de Switch Software Solution y Paselibre, y Martín Saavedra, alumni de Holberton.

En la apertura, la presidente de ACDE, Rosario González Stewart, dio contexto al evento recordando que “en 2016 ACDE elaboró un documento Aportes para construir la cultura del trabajo ante la cuarta revolución industrial. En dicho documento ya vislumbramos que se requerían, además de nuevas capacidades y competencias, también, nuevas actitudes, hábitos, fórmulas contractuales y marcos legales para que empresarios y trabajadores puedan insertarse y permanecer adecuadamente en esta nueva revolución del trabajo. Entonces ¿Cuál es el objetivo de este evento? Continuar con aquella reflexión sobre estas nuevas formas de trabajo que deben es


tar centradas en el valor de la persona humana y la importancia de la misma para su desarrollo y realización...un ejemplo de cómo se puede acceder a fuentes de trabajo a través de la capacitación en estas nuevas tecnologías claves en cualquier organización”.

Jocobi abrió su exposición mostrando algunos números significativos acerca de la transformación digital. De las empresas que cotizan en la bolsa de N. York, las que han digitalizado procesos tiene mejores resultados en cien millones de dólares anuales, que las que no lo han hecho; más de la mitad de la fuerza de trabajo está compuesta por nativos digitales y muchas empresas ya nacieron digitales. En cuanto a la velocidad de los cambios, señaló que por año 1.350.000 se crean empresas digitales.

Según Jacobi, la transformación digital


comienza por las personas quienes son las que deben estar convencidas que es el camino para generar más beneficios y para sobrevivir. Por otra parte, establecer los procesos principales del negocio y priorizarlos para su digitalización y, finalmente, validar cuáles son las herramientas tecnológicas que se usarán.

Jakubovski, por su parte, desarrolló la información correspondiente a Holberton: una escuela para programadores fundada en Silicon


Valley, con 27 campus en 17 países, que se basa en las necesidades del mercado: escalabilidad, que lleve a las personas al mercado laboral lo más rápidamente posible, con programas adaptables a las necesidades cambiantes, desarrollando habilidades cognitivas suaves y altas y para el aprendizaje permanente; y que valoren y fomenten la diversidad.

Los programas son uno de 9 meses sobre fundamentos en desarrollo de software y cuatro especializaciones también de 9 meses. De los 25 que ya terminaron la capacitación, 21% son mujeres, 85% no tiene conocimiento previos en el área, 55% busca


ba la reconversión, proviniendo de otras disciplinas y el 90% ya tiene trabajo.

Seguidamente, Álvaro Vázquez comenzó su presentación mostrando fotos de la c

abina de una cosechadora que “parece la de un avión”, ejemplificando lo que implica en materia de capacitación, para concluir que no todas las reconversiones laborales deben ir d


irigidas para trabajar e


n software. Según Vázquez en materia de software Uruguay vende calidad porque no podemos vender cantidad, lo que hace que se necesite contratar profesionales que s


e adapten a equipos de trabajo y sepan aprender cómo la industria es muy diferente a lo que es lo teórico.

En tanto, Martín Saavedra es un arquitec


to que dio testimonio de cómo fue su reconversión a programador en el contexto de la “pausa” por la pandemia en Holberton.

Según los panelistas, el requisito para ingresar a trabajar como programador es tener una experiencia de capacitación en el área, actitud de romper paradigmas como el “yo no puedo”, y el aprendizaje de inglés para abrir más posibilidades.